Relájate tejiendo tu propia ropa con lanas e hilos

De entre los hobbies y manualidades existentes, tejer y coser son de los más relajantes. Requieren de una gran concentración, minuciosidad y ahínco, pero a su vez ofrecen resultados inmediatos, ya que aunque la pieza que queramos elaborar requiera de tiempo para elaborarse podemos ver cómo avanza el proceso. Esto lo convierte en una afición muy gratificante. No en vano, esta actividad se ha vuelto a poner de moda y en las redes sociales hay grupos de reuniones y encuentros de “knitters” (como se hacen llamar ahora las personas que tejen) en los que intercambiar y conocer nuevas ideas. Ya cosamos, tejamos a dos agujas o hagamos crochet, solo necesitamos de dos elementos imprescindibles: agujas y una buena lana o hilo.

¿Qué tipos de lanas e hilos hay?

Los hilos y lanas se dividen en sintéticos y naturales, dependiendo de la fibra de la que estén hechos. Las lanas naturales que se comercializan son 100% algodón, o bien lanas mezcladas de algodón y fibras sintéticas o acrílicas. Las lanas acrílicas son más económicas que las lanas naturales y no producen alergia, y aunque su textura ha mejorado en los últimos años, hay que recordar que están fabricadas con derivados del petróleo y producen un impacto ambiental importante. Por otro lado, las lanas naturales pueden ser de procedencia vegetal o animal, son más suaves al tacto pero son más costosas.

¿Qué hilo o lana está recomendada para tejer?

Lanas sintéticas:

  • Poliéster: fibra sintética de amplia aplicación en el mercado.
  • Lanas acrílicas: fibras sintéticas suaves, indicadas para personas con alergia a la lana y para niños, por el uso extenuante que le dan a la ropa.

Lanas naturales:

  • Lana de merino: una lana fina y suave proveniente de la oveja merina. Indicada para bebés, ya que no causa alergias.
  • Lana de alpaca: indicada para personas con piel sensible. Se considera, junto con la anterior, una de las más lujosas.
  • Lana de algodón: se tejen fácilmente y son adecuadas para los meses de más calor, dada su textura liviana.

¿Cómo empiezo a coser o tejer?

Para comenzar nuestro proyecto, necesitamos un patrón que nos marque la forma a tejer o una plantilla para coser. En los ovillos de lana viene indicado el grosor del hilo, lo que nos ayudará a la hora de escoger una aguja adecuada. Este aspecto es de extrema importancia, puesto que una aguja de mayor o menor número hará que nuestra pieza esté más prieta u holgada.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña