Ten las mejores lámparas en tus retroproyectores para exprimirlos al máximo

Si tienes retroproyectores o estás pensando en adquirir uno, debes saber que las lámparas, son el accesorio que más tienes que tener en cuenta y el que debes tener en perfectas condiciones. Con un rango de precios de entre 13 y 512€, este tipo de recambios se han convertido en toda una necesidad para aquellos que poseen un aparato de este tipo.
En los últimos tiempos, lo retro está más de moda que nunca, así que no es de extrañar que haya personas buscando constantemente recambios para tocadiscos, para radiocassettes y para otros aparatos como altavoces, amplificadores y productos de TV y Home Audio.
Si en tu caso, lo que andas buscando es adquirir un retroproyector, debes saber qué te puede ofrecer este aparato y qué tener en cuenta al comprarlo, para así adquirir el modelo perfecto.


¿Qué es un retroproyector?

Se trata de un aparato que lo que hace es permitirte proyectar en una superficie lo que se escribe en una hoja transparente. Eso sí, hoy en día, los retroproyectores han ido evolucionando y se trata ya de modelos denominados como vídeo proyectores y que permiten la proyección trasera.
¿Qué tener en cuenta al comprar un retroproyector?
Si con esta descripción, piensas que este es un aparato al que le vas a dar utilidad, son varias las cosas que has de tener en cuenta antes de comprarlo, entre las que destacan las siguientes:

  • Potencia lumínica: se expresa en lúmenes de brillo y es la característica que marca la diferencia entre un proyector y otro. Los proyectores para uso en casa siempre necesitarán menos brillo que los de oficina. Lo mínimo suelen ser 1.600 lúmenes, aunque si vas a ver vídeo a oscuras, con menos de 1.000 lúmenes será suficiente.
  • Contraste: Mientras más elevado sea, más apropiada se verá la pureza de los blancos y negros. El mínimo recomendado es de 1500:1, aunque lo preferible es optar por un modelo con un ratio de 2000:1.
  • Resolución: en estos momentos, hay proyectores que incluso ofrecen resolución Full HD 1.080p, aunque lo más normal es una resolución de 720p.
  • Si tienes en cuenta estas características a la hora de hacer la compra de un retroproyector, seguro que habrás hecho la compra perfecta. Eso sí, mantén siempre a raya las lámparas del proyector para que las imágenes que te ofrezca siempre sean las mejores y puedas, por lo tanto, alargar su vida útil.