La hidroponía es una alternativa ecológica al cultivo agrícola

La hidroponía es un método de cultivo que tiene su origen en los Jardines Colgantes de Babilonia y en el que en vez de utilizarse la tierra como el suelo donde crecen las semillas, se utilizan medios acuosos mezclados con nutrientes químicos. Para utilizar esta técnica podemos instalar un invernadero de hidroponía en casi cualquier superficie, como por ejemplo azoteas ajardinadas o suelos que no son fértiles. Es una alternativa ecológica y sostenible muy eficaz para los que quieren tener cultivos, pero no tienen tierra o un espacio agrícola disponible.


¿Cómo puedo montar mi propio cultivo hidropónico?

No es necesario ningún terreno para cultivar. Simplemente con agua y unos elementos fáciles de conseguir podemos hacer cultivos por nosotros mismos. Si tenemos espacio en el exterior podemos montar un invernadero donde instalar un sistema hidropónico. Este podrá tener un sistema de riego automático, pero también podemos regar nuestros cultivos de manera manual.
Lo ideal es disponer de un espacio aclimatado para el cultivo, pero si nuestro espacio es muy reducido tenemos la opción de hacernos con un invernadero de habitación, como el de la marca Jiffy, que además es perfecto para los que se inician en la hidroponía.

Lo siguiente será comprar las semillas de lo que queramos cultivar y colocarlas sobre el sustrato, cuya única función es la de soporte para las semillas. El alimento y la nutrición la aporta el fertilizante que proporcionará a las semillas los nutrientes necesarios para que crezcan.

Otro aspecto importante en la hidroponía es la iluminación. Si optamos por cultivar en una zona donde no hay mucha luz disponible, deberemos comprar un kit de iluminación, ya que sin la luz adecuada y necesaria los cultivos no crecerán. También tenemos la opción de instalar bombillas especiales para los cultivos de hidroponía para asegurarnos de que las semillas van a recibir suficiente iluminación. Además, podemos encontrar varios tipos de herramientas que nos ayudarán a limpiar, mantener y tener un control sobre los cultivos a medida que estos crezcan. 


El valor de tener tu propio cultivo en casa

Sin duda tener nuestro propio cultivo, aunque sea a pequeña escala, es un lujo porque veremos crecer nuestras propias semillas y estaremos seguros de la forma en la que ha crecido. El abanico de precios va desde los 20€ que cuesta una caseta invernadero hasta un invernadero de jardín con ventanas de policarbonato por 220€.