Frenos de disco hidráulico para bicicletas

Frenos de disco hidráulico para bicicletas: máximo control sobre ruedas

Puede que el fútbol sea el rey en cuanto a espectadores, pero el ciclismo es el deporte más practicado de España, según estudios como el del Observatorio Cetelem. Miles de aficionados se suben cada fin de semana a su bicicleta, un sector que crece sin parar.

Los frenos de disco hidráulicos para bicicletas son solo un componente entre los muchos que tiene este vehículo, que se encuentran englobados en acoples y tapones de manillar, amortiguadores, cables y fundas, cadenas, cámaras, cambios, cubiertas, cubreplatos, horquillas…

A medida que crece la afición crece también la venta de bicicletas y sus piezas. Y no solo porque sea necesario dotar al vehículo del mantenimiento óptimo, sino por mejorarla.

¿Qué criterios sigo para comprar?

Los frenos de disco hidráulico para bicicletas tienen sus ventajas, como veremos. Pero, además de ellas, es necesario tener en cuenta otros criterios.

  • Marca: Clarks, Shimano, Sram, Tektro, XLC… Como sucede con todo, hay personas que se fidelizan a ciertas marcas por considerar que ofrecen mejores prestaciones, o por la relación calidad-precio.
  • Modelo: cada marca tiene los suyos. Shimano, por ejemplo, tiene el Shimano Deore M6000, el Deore M615, el SLX M7000…, que están entre los más populares del mercado.
  • Tipo de bicicleta: universal, de carretera, de montaña, híbrida o urbana. A cada tipo le irá mejor un componente u otro.
  • Color: la variedad es muy amplia, pero los más habituales son el negro y el gris.
  • Estado: en eBay puedes encontrar frenos de disco hidráulicos para bicicletas nuevos, en la mayoría de los casos, o que no han sido usados y, por tanto, no presentan señal alguna de desgaste.

¿Frenos hidráulicos o mecánicos?

Ambas opciones presentan peculiaridades y son escogidos por los ciclistas aficionados por diferentes razones.

La instalación, por ejemplo, es sencilla en ambos casos. El mantenimiento de los hidráulicos debe ser más completo, porque hay que cambiar líquidos y purgar, mientras en los mecánicos es mínimo. Son más caros y pesan más que los mecánicos, pero los hidráulicos presentan mayor control de frenada. Y ese, para muchos, es el argumento definitivo.

En cuanto al ajuste de las pastillas de freno, en los frenos mecánicos debe hacerse manual e individualizado para cada pastilla, mientras que en los hidráulicos se autoajusta.

¿Qué ventajas presentan los frenos hidráulicos?

Los frenos de disco permiten modular la frenada, lo que lleva asociadas otras ventajas: menor fatiga en las manos, más duración de la llanta, mejor frenada en mojado y barro…