Crea una mayor iluminación y decora tu estancia con espejos de pie
Los espejos han dejado de ser simplemente objetos funcionales para el aseo diario y se han convertido en piezas fundamentales de la decoración del hogar. En algunos casos pueden ser los protagonistas de la estética de una habitación.
A la hora de elegir un modelo para tu hogar, ten presente que los espejos decorativos de pie aportarán exclusividad y elegancia a tu ambiente. Estos espejos pueden ayudarte a aumentar visualmente el espacio y también pueden ser usados para lograr mayor luminosidad colocándolos frente a fuentes de luz, como ventanas o lámparas. La forma, el tamaño y el  marco son algunas de las claves a las que les debes prestar atención.
Los espejos de pie pueden ser rectangulares u ovalados. Hay espejos basculantes (con inclinación regulable) o fijos colocados sobre un soporte o apoyados directamente en el piso.
El estilo del espejo de pie que vayas a escoger dependerá mucho del resto de tu mobiliario. En un ambiente moderno y minimalista puede ir bien un espejo de pie con marco de líneas rectas y esbeltas. Si tienes un dormitorio con muebles antiguos o un cabecero de cama de hierro forjado, puede sentarle bien un espejo de pie estilo vintage que bien puede llevar marco forjado en hierro o uno tallado de madera. Un espejo basculante vintage puede rondar los 200€ aproximadamente.
En el caso de que también busques practicidad y espacio de almacenaje, hay espejos de pie con compartimientos que pueden servirte para tener a mano tus joyas, pañuelos o incluso pequeños frascos de perfumes. Se pueden encontrar por 80€ aproximadamente.

Otros accesorios para decorar tus ambientes
Si vives en un ambiente pequeño también puede que necesites delimitar los espacios. En ese caso puedes optar por poner un biombo decorativo, que no solo le aportará privacidad a tu ambiente, sino que también adornará elegantemente el hogar. El precio de un biombo varía entre los 30 y 200€.
Otros artículos decorativos que te ayudarán a vestir los ambientes de tu hogar son los cestos decorativos de mimbre, de papel, de alambre o forjados. Los de gran tamaño y de forma cilíndrica irán bien en tu dormitorio y te serán útiles para guardar la ropa de fuera de estación. También puedes usarlos en la habitación de los niños para el almacenaje de juguetes. El precio de una cesta de mimbre mediana es de 32€.
También puedes considerar decorar tus sofás y sillones con mantas decorativas, que  aportarán nuevo color y estilo a tu salón. Dependiendo de su confección, diseño y textura, una manta decorativa para sofá tiene un precio que varía entre los 8 y 50€.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña