Espejos de maquillaje: el accesorio que todo baño debe tener
Los espejos modernos nacieron hace aproximadamente 200 años y desde entonces han ayudado a millones de personas a apreciar sus cualidades físicas. Por lo tanto, un buen espejo de maquillaje es un accesorio que no debe faltarle a ninguna persona a la que le guste realzar su belleza.
Elegir un espejo para maquillaje puede ser realmente sencillo. Después de todo, no se trata de un aparato eléctrico que necesite una configuración especial. Aun así, existen algunos artículos con características interesantes que merecen la pena tenerlas en cuenta.

Cómo elegir el espejo de maquillaje perfecto
Antes de comprar un espejo de maquillaje, hay algunas cosas que debes mirar. Para empezar, tienes que considerar el uso que le darás al espejo. Si vas a poner el espejo sobre una mesa y no lo piensas mover de un lado para otro, los marcos elaborados en metal pueden proporcionar resistencia y equilibrio. Por el contrario, si quieres llevar el espejo a distintos lugares, los marcos de plástico son la mejor opción debido a su durabilidad y peso bajo.
Además, existen distintas clases de espejos que puedes considerar, como de bolsillo, de pared y de pie. Los espejos de bolsillo son ideales para quienes necesitan maquillarse mientras van al trabajo, por ejemplo. Por otra parte, los espejos de pared son adecuados para instalar en baños, ya que cuentan con brazos extensibles para ajustar el ángulo y la inclinación. Por último, los espejos de pie son perfectos para poner sobre una mesa.
Un último factor a tener en cuenta es el color del espejo. Por suerte, lo único de lo que tienes que preocuparte es de elegir un color que se adapte a tu estilo.

Espejos de maquillaje: ahora con funciones adicionales
Quizás creas que los espejos cumplen una función muy básica que no se puede mejorar. No obstante, algunos fabricantes ingeniosos han añadido características que pueden ser muy útiles a la hora de retocar el maquillaje.Por ejemplo, existen modelos con luces LED incorporadas para mejorar la iluminación en el rostro. Un espejo con luz se puede encontrar por un precio entre 10 y 38€.
Otra función llamativa de algunos espejos son los aumentos, para ver de cerca los detalles del rostro durante el maquillaje. Algunos espejos, en especial los de pared, ofrecen un acercamiento de hasta 10 veces. Un artículo de este tipo puede costar alrededor de 25€.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña