Equipaje de mano: claves para un vuelo perfecto
Desde que aparecieron, hace ya algunos años, las compañías aéreas low cost, como Ryanair, han puesto al alcance de casi cualquier bolsillo poder hacer una escapada de fin de semana o tomarse unas pequeñas vacaciones aunque se tenga un presupuesto algo ajustado. Pero hay que tener en cuenta que estos vuelos de bajo coste también tienen ciertas restricciones. Una de las más importantes se refiere al peso y al tamaño de nuestro equipaje de mano, cuyas medidas deberemos tener muy presentes para no encontrarnos con indeseados sobrecostes a la hora de embarcar. Obviamente, si vamos a facturar nuestra maleta o bolsa de viaje, podemos olvidarnos de dichas restricciones y dirigirnos al aeropuerto con toda tranquilidad, pero si nuestro equipaje y accesorios de viaje van a acompañarnos en la cabina del avión, nos tocará recurrir a la cinta métrica y a la báscula para no exceder los límites que nos imponga la compañía con la que vayamos a realizar nuestro vuelo.
Hay que recordar que, pese a que la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) propuso hace algún tiempo fijar un tamaño estándar para los bultos que podemos subir al avión, cada compañía fija sus propias medidas, siendo las más comunes 55x40x20 cms. En lo que se refiere al peso, el límite más habitual suele oscilar entre los 6 y los 10 kilos.

Una maleta para cada viaje y cada viajero
Teniendo todo esto en mente, es recomendable que nuestra maleta no supere ese tamaño y que no pase de 3-5 kilos estando vacía, pero también que nos fijemos en algunos otros detalles para que podamos llevar nuestro equipaje de la forma más cómoda y segura que nos sea posible. Una buena idea es adquirir una maleta con ruedas, sobre todo si son de goma resistente (para una mayor durabilidad) y multidireccionales (para que podamos desplazar la maleta lateralmente sin esfuerzo). El material del que esté hecha la maleta también es muy importante. Una de tela será mucho más ligera pero menos resistente, mientras que con una maleta rígida sucederá justo lo contrario. Dependiendo del contenido de nuestro equipaje y de los desplazamientos que vayamos a efectuar antes y después del vuelo, nos convendrá más optar por una una u otra.

¿Cuánto puede costar una maleta de equipaje de mano?
En cuanto al precio de nuestra bolsa o maleta, el abanico de opciones es casi tan amplio como el de los destinos que nos ofrecen las compañías aéreas. Podremos conseguir una sencilla mochila plegable desde 4€, hasta maletas rígidas o de piel de las marcas más prestigiosas por más de 500€.