Los múltiples usos para los chalecos de hombre
Los chalecos para hombre datan del siglo XIV cuando los reyes de la época empezaron a utilizarlos como símbolo de jerarquía y prestigio. Por aquel entonces se usaba con mangas, hasta que las mismas fueron eliminadas en el siglo XVIII dando origen al chaleco tradicional que conocemos hoy en día.
En la actualidad existe una gran variedad de modelos de chalecos para todos los estilos y ocasiones. Encontramos los de piel para aquellos que quieran optar por un estilo rockero, los de lana que se usan con camisas de manga larga o corta para un look más casual y el chaleco de traje que es el utilizado en bodas y ceremonias. 

¿Qué estilo va mejor con mi aspecto?
Esto depende de la ocasión y de tu forma de vestir. También debes tener en cuenta el clima y el lugar en el que te encuentres, ya que no querrás usar un chaleco de cuero en pleno verano donde el calor te hará pasar un momento incómodo. Los chalecos pueden transformar un atuendo normal en un look presentable para algún evento social de importancia. 

¿Cómo combinar mis chalecos con el resto de mi ropa?
Si vas a vestir casual, lo mejor que puedes hacer es adquirir chalecos de un solo color que puedas combinar con cualquier pantalón y camisa. Los chalecos de colores pálidos también van bastante bien con camisas de colores oscuros, como el negro, azul o marrón.

La nueva modalidad de chalecos para excursionismo o para la ciudad
Los chalecos acolchados, o más gruesos para el frío, han sido popularizados por las marcas de ropa de invierno. El éxito de este tipo de chalecos es que están diseñados para ser versátiles; para la montaña y el excursionismo, y a la vez, por su diseño moderno, también se adaptan perfectamente a la ciudad. ¿Qué chaleco elegir y cómo no morir en el intento?
Lo primero que debes hacer es poner en orden tus ideas y establecer qué uso quieres darle. Si eres de los que lleva una agitada agenda social donde tu imagen es sumamente importante, lo mejor será adquirir aquellos de lana con aspecto formal, pero si por el contrario eres de los que les gusta ir a la montaña o en bicicleta, los chalecos acolchados o deportivos son los adecuados para ti.
En su variedad de estilos puedes encontrar chalecos entre los 15 y 50€ aproximadamente. Los chalecos para montaña suelen ser más caros, cuestan aproximadamente entre 60 y 140€ ya que su diseño es especial para mantener bien el calor y a la vez no restar agilidad.