Camas nido para crear ambiente optimizando el espacio

Las camas nido son un clásico de la decoración infantil. Son cómodas, visualmente atractivas y con ellas se obtiene un óptimo aprovechamiento del espacio. En habitaciones pequeñas, las camas nido representan una de las mejores opciones para conseguir más con menos y lograr, al mismo tiempo, un ambiente acogedor para los niños de la casa.

¿Qué es una cama nido?

Una cama nido no tiene nada que ver con colchones para pájaros: es solo un conjunto de dos camas en el que una se guarda por debajo de la otra. De esta manera, se optimiza el espacio habitable del compartimento cuando no es necesario el uso de la segunda cama y se dispone, en todo momento, de un colchón extra en caso de que los más jóvenes de la familia quieran invitar a pasar la noche a algún amigo. Por esta misma razón, las camas nido, lejos de representar un recurso exclusivo de las habitaciones infantiles, son un mueble frecuente en las salas de estar de muchos hogares.

¿Qué tipos de camas nido existen?

  • Cama nido con cama extra debajo: el modelo de toda la vida jamás ha dejado de ser popular y deseado tanto por los padres como por los más pequeños.
  • Cama con cajones: a veces lo que parece una cama nido no lo es en sentido estricto, sino que se trata de modelos que sustituyen la cama inferior por cajones muy útiles para guardar juguetes, ropa o enseres diversos del niño o niña.
  • Cama compacta: es una mezcla de los modelos anteriores y dispone tanto de cama suplementaria como de cajones.

La principal diferencia entre las distintas versiones radica en la altura, que en las camas compactas alcanza los 80 centímetros, mientras que las camas nido tradicionales no levantan más de medio metro del suelo. Este es un detalle a tener en cuenta antes de decidirse por uno u otro modelo, ya que influirá considerablemente en la decoración del conjunto.

¿Qué modelos están a la venta?

Las tres versiones de cama nido están a la venta en eBay, en distintos colores y tamaños. Las opciones para el comprador son múltiples: camas nido juveniles hechas en madera de roble, elegantes camas compactas o prácticos modelos con cajones. Otra opción es elegir únicamente los somieres para la cama nido o, si ya se cuenta con ellos, adquirir tan solo los colchones.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña