¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.
Cámaras de marcha atrás inalámbricas para coches

Cámara inalámbrica de marcha atrás para coches

Las cámaras traseras inalámbricas para coches se han convertido en una herramienta con gran aceptación entre el público. La gran ventaja de una cámara inalámbrica trasera para coches es precisamente que no es necesaria la instalación de cableado alguno. Facilitan tremendamente las maniobras de aparcamiento y marcha atrás, especialmente en vehículos de gran tamaño (furgonetas, autocaravanas, camiones…). También son de mucha ayuda en lugares con poca luminosidad o en espacios reducidos, como, por ejemplo, una plaza de aparcamiento subterráneo. Las también llamadas cámaras de marcha atrás inalámbricas son muy fáciles de instalar y hoy en día se han hecho muy asequibles. 

¿Cómo funciona un sistema de cámara inalámbrico? 

El funcionamiento de este tipo de sistemas es relativamente sencillo. Consta de una cámara situada en la parte trasera del vehículo que, mediante un sistema de ondas (es decir, sin cables), transmite las imágenes de vídeo a una pantalla colocada en el frontal del vehículo. El sistema se activa automáticamente al dar marcha atrás. La cámara se alimenta eléctricamente a partir de la luz de marcha atrás. Puede conectarse el sistema a la pantalla del coche o colocar una pantalla alimentada desde cualquier toma eléctrica (la de la radio o el mechero, por ejemplo). Otra opción es enviar la imagen directamente a tu smartphone

¿Qué características tiene una cámara trasera inalámbrica? 

Las características principales de una cámara trasera inalámbrica para coches son:  

  • Cámara NTSC / PAL, 120o170o de ángulo de visión, impermeable.
  • Transmisor inalámbrico de vídeo (emisor y receptor) RCA, 2.4 GHz.
  • Pantalla 4.3’’ o 7’’; LCD, LED o TFT; 12 canales de vídeo.
  • Alimentación a 8, 12 o 24 V.
  • Otras: visión nocturna de infrarrojos, sensor de proximidad, grabación de imagen.

¿Dónde se colocan la cámara y la pantalla? 

La cámara inalámbrica de marcha atrás para coches puede ubicarse en distintos lugares de la parte trasera de su vehículo: encima de la matrícula y bajo el parachoques son los lugares habituales, dependiendo de las características del vehículo. Suelen fijarse con dos sencillos tornillos; algunos sistemas incluyen un soporte de matrícula adaptado. También hay diversas opciones para la pantalla o monitor y diversos sistemas de fijación. Muchos usuarios cuyos vehículos cuentan con radio con pantalla acoplan a ella su sistema directamente. Otros colocan una pantalla en el salpicadero o en la luna delantera con una sencilla ventosa, por ejemplo. Otra opción es un espejo retrovisor especial con visor incluido. 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña