Bombillas de interior casquillo E27 LED de larga duración

En bombillas de interior LED hay muchas variedades para elegir, pero al momento de tomar esa decisión que parece sencilla, conviene tener en cuenta el rendimiento de la bombilla, el ahorro que puede proporcionar y su lumen o luminosidad. Las bombillas de interior casquillo E27 son las luces LED que tienen el casquillo más ancho, una de las más utilizadas para los diversos tipos de aparatos de iluminación y lámparas para el hogar o la empresa. Es muy sencillo conseguir este tipo de bombillas, pues suelen estar disponibles en cualquier tienda de iluminación, de primera mano y nuevas o usadas, o en grandes tiendas online, como eBay.

¿Qué tipo de bombillas existen?

Las bombillas incandescentes casi han desaparecido dando paso a las luces LED (Light Emitting Diode) o de bajo consumo (bombillas fluocompactas). La diferencia principal entre ellas es su duración. Mientras que las de bajo consumo duran aproximadamente 6.000 horas, las luces LED para interiores se pueden usar durante unas 50.000 horas. Además, las LED también ofrecen un gran ahorro de consumo. Otras bombillas que se pueden encontrar en el mercado son las bombillas halógenas, que producen una luz muy similar a la natural, generan calor y duran unas 2.000 horas.

¿Cuáles son las ventajas de las bombillas LED?

Las bombillas de interiores con tecnología LED tienen diversas ventajas frente a otros tipos de bombillas:

  • Larga vida útil.
  • Bajo consumo de energía.
  • No emiten calor.
  • Mínimo coste de mantenimiento.
  • Fácil instalación.
  • Encendido instantáneo sin parpadeos.
  • Reproducen fielmente los colores.
  • Amigables con el medioambiente.

¿Cómo elegir bombillas de interior?

El aspecto más importante al comprar una bombilla de interior es elegir el casquillo en la medida adecuada en base a su medida, pues de lo contrario no se podrá encajar en la rosca del portalámparas, en este caso el E27. También es importante optar por una bombilla eficiente, de la potencia necesaria según el uso que se le vaya a dar, con un consumo bajo de energía y una larga vida útil. El color de la luz no es menos importante y ese factor se mide en grados Kelvin, una información que aparece en el envase de cada bombilla. Por último, es bueno elegir una bombilla LED de interior del ángulo necesario para iluminar ciertos puntos o proporcionar mayor luminosidad en el ambiente. Cuanto mayor sea el haz de luz, mayor cantidad de luz proyectará en el espacio y cuanto menor sea el ángulo, el haz de luz será más focalizado.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña