Bicicletas plegables, la mejor forma de moverte por la ciudad y subirte al transporte público
Las bicicletas plegables son el presente y el futuro de los sistemas de transporte y comunicación. Con ciudades cada vez más congestionadas por el tráfico, estas bicicletas con bisagras incorporadas en codos y manillares para doblarlas y dejarlas en tamaños compactos, te permiten moverte con más facilidad por toda la ciudad. La utilidad de estas bicicletas es que en cuestión de segundos puedes plegarlas para dejarlas tamaño maletín y subirte al metro o autobús sin problemas. Además de ser un método de transporte útil, te permite ejercitarte al mismo tiempo de llevarte donde necesites. 

Tamaños y modelos de bicicletas plegables
A diferencia de las bicicletas convencionales, las plegables están diseñadas para que las mismas puedan transportarse y depositarse con facilidad. Las tijas del sillín y manillares se extienden de 3 a 4 veces más que el de las bicicletas regulares para alcanzar la estabilidad del conductor, y al extenderse, la proporción es bastante similar al de una bicicleta convencional. Todo esto debido a que las bicis plegables suelen ser más bajas, por lo que una mayor extensión de sus partes le proporcionará mayor estabilidad a los conductores de gran tamaño. Aunque las llantas utilizadas por este tipo de bicicletas por lo general son de 16 a 20 pulgadas, actualmente también se encuentran con llantas de 24 o 26 pulgadas para una mayor tracción.

Cómo elegir la mejor bicicleta plegable
Existen diferentes marcas, precios y tamaños de bicis plegables. Lo primero que debes saber es que para elegir la adecuada debes adquirir una que se acople a las dimensiones y peso de tu cuerpo, es decir, entre más grande y robusto tu cuerpo, necesitarás una de mayor tamaño. También debes tener en cuenta el peso de la misma para el momento en el que debas cargarla.
Existen bicis plegables baratas y bicicletas plegables de segunda mano. El precio estándar de una bicicleta plegable nueva puede rondar los 80€, aunque podemos encontrarlas de segunda mano por 40€, esto refiriéndonos a los modelos más convencionales y económicos.
También está la gama alta en la que, según la marca y materiales con los que está elaborada, puede llegar a costar de 200€ en adelante, llegando a los 600 u 800€. Todo dependiendo de cuánto estés dispuesto a gastar.
La variedad de marcas y modelos nos da un rango de precios más amplios para así elegir la que mejor se adapte a nosotros.