Baterías para Samsung Galaxy S5 para teléfonos móviles y PDAs

Si el microprocesador es el cerebro de nuestro móvil, la batería es su corazón, es decir, la energía, un elemento central sin el cual de poco sirve cualquier dispositivo. Las baterías para Samsung Galaxy S5 y para teléfonos móviles y PDAs en general son uno de los accesorios que más a menudo hay que cambiar en este tipo de tecnología de uso diario.

El precio del Samsung S5 hace aconsejable buscar una batería de repuesto. Siempre es recomendable hacerse con una batería para Samsung Galaxy S5 nueva. En eBay encontrarás baterías para teléfonos móviles y PDAs asequibles.

¿Cómo es la batería del Samsung Galaxy S5?

Cinco son las características principales que tienen las baterías para el teléfono móvil Samsung Galaxy S5:

  • Batería de iones de litio (Li-Ion) de alto rendimiento, ligera y con poco efecto memoria.
  • Amperaje/hora: 2800 mAh (ver más adelante).
  • Tensión: 3,8 V.
  • Potencia/hora: 7,22 Wh.
  • Dimensiones: mide 84 x 42,3 x 5,5 mm y pesa 45,2 gr.

¿Cuánto dura la batería del Samsung Galaxy S5?

La duración de las baterías para Samsung Galaxy S5, como todas, está en función del amperaje/hora que puedan soportar. Este amperaje/hora es la carga eléctrica que pasa por una batería en una hora. Son los famosos mAh. En el caso del Samsung Galaxy S5, encontramos una batería de 2800 mAh.

No obstante, la duración de las baterías para teléfonos móviles y PDAs depende mucho de otros factores. Un sistema no optimizado, el brillo y el giro automático de la pantalla, la vibración o el uso del wifi y la ubicación hacen que las baterías se gasten antes.

En condiciones más o menos normales de utilización, las baterías para Samsung Galaxy S5 duran entre 6 y 8 horas.

¿Qué cuidados necesitan las baterías para móviles?

Hay toda una serie de leyendas urbanas sobre las baterías, como que deben cagarse al máximo en su primer ciclo y que siempre han de descargarse al máximo. Las baterías Li-Ion son bastante resistentes, pero conviene recordar esta lista de buenas prácticas para alargar su vida y mantener sus capacidades todo lo posible.

  • No exponerlas al calor y la humedad.
  • Cargar al máximo de vez en cuando.
  • Si no se va a usar es mejor dejarla a media carga que con carga completa.
  • Evitar que la carga baje del 15%.
  • Usar siempre el cargador específico de cada batería.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña