Un anillo es para siempre

Un anillo es un regalo que siempre lleva asociado un mensaje, puede ser el sello de un compromiso y el recuerdo de un gran día, del comienzo de una nueva vida. Es, por lo tanto, un objeto importantísimo que siempre querrás tener cerca o llevar puesto, y que debes escoger con cuidado para que dure para siempre y se ajuste a las últimas tendencias en joyería.

Elegir el anillo de joyería perfecto

Elegir un anillo de joyería de diseño es una decisión muy personal que depende del tipo de joya con la que se sientas cómoda y de tu estilo particular. Hay tantos diseños como preferencias: desde anillos de oro o de oro blanco hasta anillos de plata, con diamantes para compromiso o pedida de mano y con otras gemas que combinan con el color de la ropa o los accesorios. También encontrarás anillos con perlas vistosos y anillos de metales preciosos sin piedras si buscas un diseño sencillo, discreto y elegante.
En el caso de los anillos de joyería, se consiguen acabados que siempre podrás usar, cuya elegancia y distinción se lucirán en tus manos vayas donde vayas. Si sueles llevar otras joyas o accesorios de forma habitual (reloj, pulseras, pendientes u otros anillos) es imprescindible que los tengas en cuenta a la hora de escoger o comprar tu anillo.

Anillos de joyería para cada ocasión

Una pregunta importante es: ¿Cuál es el motivo por el que buscas un anillo de joyería? Si es para asistir a un evento, piensa en el tipo de evento o reunión y si es formal o informal; lo mejor es escoger cada joya teniendo en cuenta dónde se va a lucir. En cambio, si el anillo es para una ocasión especial, como una pedida de mano, a lo mejor buscas un anillo diferente, mientras que si es para un matrimonio, querrás dos anillos a juego.
La joyería es lo más sugestivo que una mujer puede llevar puesto, por ello desempeña un papel primordial en resaltar su encanto. Elegir la joya adecuada destaca los mejores rasgos de la fisionomía. Un anillo de joyería atrae la mirada hacia manos y brazos y, gracias a los movimientos, acaban transportando la vista al resto del cuerpo. ¿Cuánto cuestan? Hoy en día se pueden encontrar anillos baratos a partir de 25€ y hasta varios miles de euros, dependiendo de la calidad de los metales, el tamaño y pureza de las piedras.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña