Vender recambios y accesorios: la importancia de las fotos

Una imagen vale más que mil palabras. Por eso, las fotos de tu anuncio pueden ayudarte mucho a vender, sobre todo, si sabes sacarles el máximo partido. Quizás la fotografía no sea tu fuerte, pero hay algunas reglas básicas de las que no puedes olvidarte.

1. Cuantas más, mejor

Cada anuncio debe tener al menos una foto, pero te recomendamos que subas muchas más, ya que ayudarán a que los compradores puedan conocer mejor el artículo que estás vendiendo. Recuerda que puedes subir hasta 12 fotos gratis y que la “foto de la galería” aparecerá en los resultados de búsqueda.

2. Muestra todos los detalles, también los defectos

Dependiendo de qué vayas a vender, tendrás que dar prioridad a unos elementos u otros, pero lo esencial es que muestres todos los detalles. Publica fotos desde distintas perspectivas para que los compradores puedan ver bien el artículo, así como los posibles defectos que pueda tener. Recuerda que los compradores de piezas de vehículos quieren asegurarse de que el producto que compren cumpla con las características técnicas que se adapten a su coche o moto. Puedes utilizar primeros planos para mostrar los detalles más importantes, así como posibles defectos o desgaste por el uso.

En algunos casos, utilizar primeros planos puede ser muy útil. Por ejemplo, ¿vendes vinilos para coches y motos? ¿Fundas para asientos? Piensa en qué aspectos querrá ver de cerca un comprador antes de decantarse por tu artículo: color, estampados, material, texto, etc.

3. Utiliza fotos de calidad

El tamaño mínimo permitido es de 500 píxeles, pero te recomendamos que utilices fotos con 1.600 píxeles en el lado más largo para que la imagen cuente con una óptima calidad. Utiliza un fondo liso, blanco o neutro, para que toda la atención recaiga sobre el artículo y no haya elementos que creen ruido innecesario. Apaga el flash y utiliza una luz difusa para evitar sombras y reflejos y recuerda que con un trípode podrás evitar que la foto salga movida o borrosa. Además, de mostrar mejor todos los detalles, utilizar buenas fotos aportará profesionalidad a tu anuncio y dará una mejor impresión a los posibles compradores. Si necesitas más ayuda, echa un vistazo a nuestros consejos.

4. No añadas texto

Aunque puedes utilizar marcas de agua para indicar propiedad y atribución, no están permitidas para mostrar información de marketing (por ejemplo, detalles concretos sobre el artículo o sobre tu servicio de atención al cliente). Recuerda que las fotos tienen que servir para mostrar el artículo e ilustrar sus características, pero no para describirlas o para ofrecer otro tipo de informaciones o publicidad. Todo lo que quieras escribir, inclúyelo en la descripción del anuncio, no en las fotos.

Además, si utilizas marcas de agua, ten en cuenta que no deben ocupar más del 5% de la superficie total de la imagen ni tener una opacidad superior al 50% y nunca pueden ocultar el artículo.

5. No utilices fotos de catálogo para artículos usados

Si vas a vender un recambio o un accesorios de segunda mano, publica fotos del artículo que vayas a vender y no utilices imágenes de archivo. Publicar fotos genéricas o de catálogo puede confundir a los usuarios y, además, no podrán ver los posibles defectos que tenga el artículo. Recuerda que es importante que conozcan cómo es el producto antes de comprarlo.