5 consejos para madres y padres primerizos

Muy pronto llegará un miembro más a la familia y seguro que ya estáis preparándolo todo. ¿Os sentís algo perdidos? Seguid estos consejos para relajaros y disfrutar al máximo de este momento.

1. Buscad el equilibrio físico y mental

Practicar yoga es ideal para mujeres embarazadas. Por un lado, aporta muchos beneficios a nivel físico: fortalece los músculos, ayuda a corregir la postura, alivia algunas de las molestias del embarazo… Por otro, reduce el estrés y te ayudará a llevar mejor todos los cambios que se avecinan y que ya has empezado a experimentar en tu cuerpo. Si eres un futuro papá, los beneficios del yoga serán distintos, pero no serán menos. ¿Nunca lo has probado? Es el momento de buscar la paz mental a través de la actividad física.

2. Encontrad una buena cama

Seguro que ya lo sabéis, pero toca recordároslo: os esperan muchas noches en vela. Por eso, si lleváis tiempo pensando en cambiar vuestro colchón o vuestra cama, no esperéis más. Un colchón viscoelástico os ayudará a descansar profundamente y a aprovechar mucho más cada hora de sueño. Por cierto, no os olvidéis de la almohada: fundamental para quienes sufren de cervicales.

3. Buscad la comodidad

Cuando nazca el bebé pasaréis muchas horas en el sofá con vuestro bebé en brazos, ya sea dándole el pecho o el biberón o, simplemente, cogiéndole en brazos. Por eso, es importante encontrar un sofá cómodo o adaptar el que tengáis para estar lo mejor posible. Por ejemplo, un cojín de lactancia ayudará mucho a las mamás que den el pecho y hayan pasado por una cesárea o tengan problemas de espalda. Además, también será más fácil encontrar la mejor postura a los papás y mamás que den el biberón.

4. Sacad tiempo para vosotros mismos

Los primeros meses es probable que sintáis que no tenéis tiempo para nada (y es muy probable que así sea). Sin embargo, poco a poco, iréis encontrando la forma de organizaros si compartís al cien por cien las responsabilidades y las tareas del cuidado. Al principio será complicado, pero no dejéis de lado vuestras aficiones. ¿El embarazo te ha hecho descubrir el yoga? Sigue practicándolo. ¿Siempre has querido aprender a tocar la guitarra? Saca una horita a la semana para hacer un curso. Tener tiempo para vosotros mismos os ayudará a relajaros y todo fluirá de forma más sencilla.

5. Preparaos para viajar

Hacer viajes improvisados será un poco más complicado, pero no renuncies al placer de salir y de viajar. Al principio, hasta un pequeño paseo en el parque puede convertirse en una odisea pero, poco a poco, descubriréis que todo puede ser más fácil de lo que parece. Existen infinidad de productos pensados para hacer todo más práctico: termos, bolsos de viaje, mochilas portabebés , cochecitos, sillas para el coche… ¡Preparaos para vivir experiencias únicas!